NOSOTROS

BRUNO
¿Quién soy? Soy Bruno Tombari, un muchacho del barrio de Villa Ortúzar, en la ciudad de Buenos Aires, un bailarín de tango, un milonguero, un viajero, un docente, bien futbolero, río mucho y lloro fácil, soy divertido y un poco molesto.

Nací entre pianistas y cantantes de opera, una familia de músicos que no tenia bailarines. Conocí el tango gracias a mi viejo. Él fue el que me regaló este mundo de abrazos, este lenguaje expresivo y creativo, que se convirtió en mi profesión, en mi pasión, en la mejor manera de conocer el mundo y que me permite conocer personas maravillosas. Yo lo llamo “mi juego de grande o de adulto”. Busco bailarlo lo más libre que puedo priorizando la comodidad, la fluidez, y la unión con la música y mi compañera. Después, todo el resto desaparece. Y sólo tenés que bailar. Lo quiero al tango, y le agradezco su generosidad. Es muy loco vivir de lo que uno ama, y ser consciente es un premio.

 

 

ROCIO

Mi nombre es Rocío, nací y crecí en la zona oeste del Gran Buenos Aires. A los 18 años me vine a vivir al centro, decidida a dedicarme a bailar. Sabía que eso era lo que quería hacer, y aunque no sabía cómo, nunca lo dudé. Esa elección, además de permitirme vivir de los que más me gusta hacer, también me dio grandes amigos y experiencias. Descubrí que me gusta mucho viajar, que me encanta vivir en Buenos Aires, que no cambio el dulce de leche por el Nutella, que cada persona tiene una enseñanza para dejarme y que en el intercambio está el aprendizaje más rico. Pero sobretodo, que si uno esta presente y dispuesto a jugar las cosas sólo pueden salir bien.

CLASES

CLASES GRUPALES

Nos gustan las clases descontracturadas, con ejercicios que despierten el espiritu de juego. En ellas buscamos que puedas encontrar serenidad y confort en tu baile.

La música nos ordena, propone las reglas del juego y nos brinda un lugar de encuentro; siempre con el objetivo de incrementar tu sensibilidad, tanto al escuchar una orquesta, como al entrar en contacto con otra persona.

Entendiendo cómo utilizar el tiempo, el peso y el espacio se puede lograr un baile mas libre y con menos esfuerzo, jugándolo sin miedo al error y transformando cada momento en un desafío creativo.

 

CLASES PRIVADAS

No importa si nunca diste un paso, si tomaste algunas clases o si ya bailás hace mucho tiempo, las clases privadas son la mejor opción para acelerar el proceso de aprendizaje, más aún combinándolas con clases grupales y noches de milonga.

Trabajando individualmente nos permite hablar de tus necesidades específicas, tus dudas y tus objetivos, que pueden abarcar el empezar desde cero hasta pulir pequeñas particularidades de tu baile. Es un diálogo entre lo que vos buscás en el momento y nuevos desafíos (técnicos, musicales, etc.) que nosotros encontremos para darte.